miércoles, 22 de octubre de 2008

CheeseCake de frutillas

Existe en el mundo tantas diferentes recetas de "cheesecake" como recetas de paella.
La base de esta tarta es una mezcla de galletas secas y mantequilla derretida, el relleno es una mezcla de queso fresco huevos y azúcar.A partir de allí, cada uno pone lo que le da la gana.
La variación empieza por la elección de las galletas, luego por la elección del queso fresco, los huevos pues son huevos no? muchos ponen nata, o yogures o leche y para rematar la fruta, aquí también todo está permitido.
La cocción también tiene sus variaciones, unos lo hacen al micro ondas, otros al horno, unos hornean primero el fondo de galletas, otros no. Otros lo ponen directamente a la nevera, sin hornear.Unos utilizan gelatina otros no.
El resultado es casi siempre unas tartas de queso excelentes.


Ingredientes:
Para la base:

120 g de galletitas molidas
20 g de azúcar
80 g de manteca

Para la crema:
450 g de queso crema
400 g de crema de leche
10 cucharadas de azúcar
cucharadas de gelatina sin sabor
Jugo de ½
1 taza de frutillas licuadas

Para decorar:
300 g de frutillas cortadas a la mitad
Crema batida a punto Chantilly

Moler las galletitas, colocar la manteca derretida y el azúcar, mezclar bien.Colocar en una tortera desmontable y presionar con ayuda de una cuchara.
Batir el queso, agregar la crema doble y la frutilla licuada mezclando con el azúcar impalpable sin llegar a punto chantilly.Agregar el jugo de medio limón y la gelatina disuelta en ½ taza de agua hirviendo.
Mezclar bien la preparación y colocar encima de la base, emparejar y llevar a heladera durante 1 hora.

1 comentario:

recetasdemama.es dijo...

Rica, rica, y tan bonita que da pena comerla

Ana